Panorámica de Rayón, S.L.P.
Parroquia de Nuestra Señora del Refugio

RAYÓN, SAN LUIS POTOSÍ, MÉXICO

Rayonenses Revolucionarios

  
 

Colabora con esta sección.

Envíanos tus escritos y/o fotografías.

CONTACTO

 


 

 

Gral. Genovevo Rivas Guillén.

1886 - 1947

 
 
 

 

     

 

 

 

 
 

Profr. Librado Rivera Godínez


Un ilustre rayonense es el Profr. Librado Rivera Godínez, quien nació en la  comunidad de Aguacatillos el 17 de Agosto de 1864. Sus padres fueron Antonio Rivera e Irinea Godínez.
Existen varias versiones acerca del lugar de su nacimiento en esa comunidad, pero no hay duda de que fue un célebre rayonense, liberal y uno de los precursores de la revolución mexicana.
En este lugar transcurrió su niñez, ahora la escuela primaria lleva su nombre y en su honor en el año 2010 se levantó un monumento a su memoria.


En su infancia asistió a una escuela al aire libre que estaba cerca de la hacienda La Estancita, hoy la comunidad de Obregón. El maestro de esta escuela, Jesús Sanáz, tuvo gran influencia sobre Librado, ya que después de las clases, alumno y maestro daban grandes caminatas juntos, durante las cuales Sánaz explicaba al joven Librado las razones de la pobreza de los campesinos y la necesidad de una reforma social radical. Más tarde se cambió a la escuela municipal de Rayón. Allí demostró ser un alumno excepcional y gracias a la intervención de un hacendado local pudo obtener una beca del gobierno estatal, lo que le permitió proseguir con sus estudios en la Escuela Normal de maestros en San Luis Potosí, la capital del Estado.


Graduado con honores en 1888, Librado empezó a enseñar en la escuela El Montecillo de San Luis Potosí, convirtiéndose en su director algunos años más tarde. En 1895, regresó a la Escuela Normal como profesor de historia y geografía. Para completar su sueldo de maestro, impartió clases privadas en su tiempo libre, a niños de las familias más selectas de San Luis Potosí, inclusive a los del Jefe Político local. Al visitar los hogares de la burguesía provincial, Librado pudo comparar sus vidas llenas de salud y ocio con las de pobreza e injusticia de los pequeños proletarios y peones. Este odioso espectáculo del rico viviendo holgazanamente y del pobre sufriendo, iba a ser la obsesión de Librado durante todo el resto de su vida. Pronto, en la Escuela Normal, empezó a denunciar la injusticia social a sus alumnos.


Librado fue miembro fundador de la Junta Organizadora del Partido Liberal Mexicano y tuvo una participación fundamental en su orientación anarquista.  A pesar de esto, su actuación ha sido desgraciadamente menospreciada; lo cual quizá se deba, en parte, a su modestia natural y a su reserva; siempre rehuyó destacar; aun estando en la primera fila de la lucha, prefería adoptar el papel de un simple militante.


Como incansable anarquista, revolucionario y propagandista pasó más de treinta años luchando a favor de todos los oprimidos y explotados de la Tierra con el fin de establecer, como él decía, una nueva sociedad que tenga en sí libertad, amor y justicia para todos.
Entre los numerosos compañeros y colaboradores de Ricardo Flores Magón, Librado Rivera era el más próximo a él. Su compañerismo revolucionario, duró veinte años o sea hasta la muerte de Ricardo en la cárcel de Leavenworth, provocada directa o indirectamente por las autoridades estadounidenses.


Como él lo mencionó hasta su muerte, luchó por las causas de los pobres. Perteneció al Partido Liberal Mexicano y algunas de sus ideas fructificaron en la Constitución de 1917.


El Profesor Librado Rivera fallece en la Ciudad de México el 1º. de marzo de 1932.

 

General Genovevo Rivas Guillén

Vió su primera luz en esta Ciudad de Rayón, San Luis Potosí, el 3 de enero de 1886.
Sus padres Francisco Rivas y Manuela Guillén, de oficio comerciantes, se trasladaron junto  con toda la familia a Doña Cecilia, hoy Ciudad Madero, Tamaulipas, cuando Genovevo contaba con tres años de edad.
Cursando la educación primaria en Tampico, Rivas Guillén la abandona para dedicarse a diversos trabajos, tales como curtiduría de pieles, fabricación de jabón, fotografía y telegrafía.


La vida militar de Genovevo inicia con el asesinato de su padre a manos de personal de Victoriano Huerta, ya que Don Francisco Rivas simpatizaba con las causas democráticas y antireeleccionistas, encabezadas por Francisco I. Madero.


Rivas Guillén siguiendo los ideales de su padre, se enlista como soldado raso y al surgir la Revolución Constitucionalista, se incorpora a las órdenes del Gral. Alberto Carrera Torres donde ascendió hasta teniente y en 1916 se distingue por su actuación en la batalla del Carrizal, en el estado de Chihuahua, episodio de la Revolución Mexicana ocurrido el 21 de junio de 1916, donde contratacó a una columna estadounidense que se internó ilegalmente al país, después de la batalla de Pancho Villa en Columbus, haciendo así respetar la soberanía nacional. Por este hecho se le nombró el héroe de la batalla del Carrizal.


Comandante de la XIV Zona Militar, combatió la rebelión Cristera de 1926 a 1929 en los estados de Jalisco y San Luis Potosí, por lo que ascendió a general de brigada en 1938, después combatió contra la rebelión del Gral. Saturnino Cedillo.


Llegó a ser gobernador de San Luis Potosí en 1938, durante su mandato sustituyó los Ayuntamientos por Juntas de Administración Civil designadas por plebicitos, incluyendo mujeres en puestos de regiduría. Honesto en el manejo de fondos públicos, impulsó la educación pública construyendo centros escolares, mejoró la introducción del agua potable, se reformaron códigos civiles y entregó el gobierno con un superávit de seiscientos mil pesos de ese entonces.

Posteriormente sirvió como comandante militar de los estados de Querétaro, Oaxaca y Sonora y en 1941 fue nombrado en sesión de Cabildo del Honorable Ayuntamiento de Rayón, hijo predilecto.


Al retirarse del ejército se dedicó a la agricultura. Muriendo en un accidente en su rancho de Potrero de Para, en la huasteca potosina, el 20 de marzo de 1947. Reposando sus restos en el panteón Jardín de la Ciudad de México.
Genovevo Rivas Guillén un héroe nacional poco reconocido y que pone a Rayón en la memoria de la historia patria. Tal vez por primera vez homenajeado en la fecha de su nacimiento por la Administración Municipal 2012-2015, nos debe de inspirar la importancia que cada uno de nosotros puede tener en la historia, de cada uno de nosotros depende el recuerdo que dejaremos a las generaciones futuras.

 

Don Adalberto Mendoza Ruvalcaba nació en Rayón San Luís Potosí un 7 de agosto del año 1885, él fue hijo del Coronel Mariano Mendoza Ramos y doña Guadalupe Ruvalcaba, el Coronel Mariano Mendoza Ramos, quien fue uno de los fundadores de Rayón, su nombre está escrito en el listado que está en la pared de la secretaría de la presidencia municipal, él igualmente fue Jefe Político de la Región y varias veces diputado del Congreso del estado.

 

 

Don Adalberto Mendoza Ruvalcaba, él fue un ferrocarrilero muy destacado habiendo empezado a muy temprana edad su carrera en el ferrocarril, pero igual y este hombre admirable por sus logros como ferrocarrilero también fue revolucionario y no de la “Bola”, sino igualmente muy destacado, obteniendo el grado de Capitán primero reconocido por la Secretaría de la Defensa Nacional, siendo distinguido en el año de 1951 con la Condecoración “Al Mérito Revolucionario”, distinción creada por decreto presidencial de  No. 659, de fecha 5 de octubre de 1939.

Don Adalberto dedicó buena parte de su tiempo a escribir y así redacta sus “Memorias” que están escritas en 10 volúmenes manuscritos y que ya pasados a hojas de máquina de escribir arrojan 400 páginas de una riqueza inigualable sobre la historia de Rayón, Cárdenas, Río Verde y demás lugares de la región de la Huasteca, habla de su padre el Coronel Mariano Mendoza y de sus acciones bélicas, en la revolución tuxtepecana y la guerra de reforma, incluido el sitio de Querétaro donde el Coronel Mariano Mendoza Ramos formó parte de las tropas del general Mariano Escobedo bajo las ordenes del también Coronel Aureliano Rivera, en estas memorias él habla de su familia, amigos y vecinos.

Relata su entrada al ferrocarril, la revolución y desde luego de las enfermedades que azotaban a la región como fue el “vómito negro”, o fiebre amarilla.

 

 

 

 

Información proporcionada por el Ing. Carlos Alberto Mendoza Ugalde. Nieto del Capitán Primero de la revolución mexicana Adalberto R. Mendoza, y bisnieto del Coronel Mariano Mendoza Ramos, uno de los fundadores de la ciudad y municipio de Rayón, San Luís Potosí.

Con un extracto de este material, se concursó con éxito en el certamen organizado por el Instituto Nacional de Estudios Históricos de la Revolución Mexicana (INEHRM). Obteniéndose en el año 1997 el “Premio Nacional Salvador Azuela”,